14 de enero de 2021

Por: Catalina Ramírez y Deniss Montero

Seguramente muchos hemos pasado por la frustración de tener una buena idea de negocio o un emprendimiento, escribir y diseñar posts todas las semanas para diferentes redes sociales y, al final, lograr unos pocos likes y tal vez ningún lead.

En nuestro afán por visibilizar nuestro negocio, procuramos tener presencia en cuanta red social podamos, con la esperanza de darnos a conocer y lograr contactos. Pero caemos en errores comunes que nos generan resultados desalentadores, fatiga y al final, el abandono de nuestras cuentas. En resumen, tiempo perdido.

De acuerdo con nuestra experiencia, estos son los principales errores que solemos cometer al tratar de promocionar nuestros negocios en la comunidad digital:

  1. Publicar por publicar: Antes de escribir la primera línea, es importante definir una estrategia de contenidos, la cual parte de establecer claramente el valor diferencial de su negocio. Es decir, las cualidades o características de su producto o servicio que lo hacen destacar frente a su competencia, y que dan respuesta a las necesidades y expectativas de sus públicos. Definiendo este valor, seguramente vendrán a su mente todas las ideas y alternativas para hablar de su emprendimiento, pero con un hilo conductor lógico. Crear un storytelling, una narrativa.

  2. El que mucho abarca poco aprieta: El aparecer en cuanta red social exista, no garantiza el éxito de su proceso de comunicación digital. Tenga presente dos aspectos: En primer lugar, no todas las redes sirven para el mismo fin. Por ejemplo, Twitter es una red donde los usuarios principalmente generan opiniones frente a hechos noticiosos o que, por su naturaleza, despiertan el interés de masas. En segundo término, la presencia en una red social debe ser constante, con una periodicidad puntual, si queremos ganar cada vez más visibilidad y contactos. Esto implica un trabajo disciplinado y de largo aliento, para garantizar la sostenibilidad de la cuenta. Antes de definir en cuántas redes quiere tener presencia, piense en no perder el impulso en el camino.

  3. Evite caer en monólogos: La tentación siempre está presente: creer que, porque nos gusta lo que decimos, a nuestro público también le va a gustar. Recuerde que el centro de la estrategia de contenidos es el valor que su negocio genera a sus posibles clientes. Dígales lo que ellos quieren y necesitan saber acerca de su emprendimiento. Escuche las opiniones de familiares, amigos y de contactos en las redes, que le indicarán si va por el camino correcto.

  4. Desconocer el entorno: Necesita hacer un análisis de su público, de las redes que utiliza, la competencia y el mercado para crear una estrategia de contenidos en sus redes sociales, que cumpla con los objetivos trazados. De lo contrario, difícilmente alcanzará sus metas y la reputación de su marca se verá afectada.

  5. La importancia del diseño: ¡Todo entra por los ojos! Una buena imagen vale más que mil palabras. Es posible que en la mayor parte de los casos no supere los 2 segundos por foto. Por lo tanto, con tan poco tiempo el reto es lograr que la comunicación sea lo más efectiva posible, de forma que el todo o algún detalle quede grabado en la mente de quien lo ve. Por norma general, el contenido visual es el punto más importante que debe tener en cuenta. Según algunos estudios, hasta un 90% de la información que recordamos proviene de los impactos visuales, y de éstos, sólo un 20% proviene de textos.

  6. Foto y texto no bastan. Tenga en cuenta recursos como videos y animaciones, los cuales son tendencia para este 2021.

Como emprendedor/a es Usted quien conoce su idea de negocio, pero en ocasiones es difícil identificar el verdadero valor diferencial de su empresa, y generar toda una estrategia en torno a él. Por eso, le recomendamos contar con una visión externa y conocedora en la materia.

Le invitamos a conocer más acerca del apoyo que brindamos, ingresando a https://zunzun.co/alianza/